Alimentación EcológicaMiel, Jalea y Polen

Miel Ecológica: La Vida Eterna de la Miel

La Miel Ecológica para vivir mas años

La Miel Ecológica: un Alimento Longevo

La Miel Ecológica es Medicinal

Una de las ventajas de la miel ecológica es que se mantiene en el tiempo, sin caducidad.

Hay algunos otros ejemplos de alimentos que mantienen indefinidamente en su estado crudo: la sal, el azúcar, el arroz seco son unos pocos.

Sin embargo, hay algo acerca de la miel que la diferencia del resto; puede permanecer conservada en una forma completamente comestible.

Es decir, uno podría ostensiblemente echar mano de un frasco de mil años de edad de la miel y disfrutar de ella, sin preparación.

Por otro lado, a parte de la longevidad de la miel ecológica, ésta tiene otras propiedades, principalmente medicinales, que otros alimentos resistentes no tienen.

Miel de Limón Ecológica
Miel de Limón Ecológica

¿Qué hace exactamente la miel un alimento tan especial?.

La respuesta es tan compleja como el sabor de la miel.

No se obtiene una fuente de alimento sin fecha de caducidad sin una gran cantidad de factores que trabajan en perfecta armonía.

De esta forma, se logra que la miel no tenga fecha de caducidad.

La primera proviene de la composición química de la miel en sí.

La miel ecológica es, ante todo, un azúcar.

Los azúcares son higroscópicos, un término que significa que contienen muy poca agua en su estado natural.

Opinión del experto sobre la miel.

Amina Harris, director ejecutivo del Centro de miel y la polinización en el Instituto Robert Mondavi en la Universidad de California, explica:

“La miel en su forma natural es muy baja en humedad. Muy pocas bacterias o microorganismos pueden sobrevivir en un ambiente como ese, que acaba de morir.

Además, cuando la miel no está sellada en un frasco, tiene poca humedad.

Esencialmente “Lo que Harris señala, representa una característica importante de la longevidad de la miel: para que la miel se eche a perder, es necesario que haya algo dentro de ella que puede echarla a perder.

Con un ambiente tan inhóspito, organismos no pueden sobrevivir el tiempo suficiente dentro del tarro de miel para tener la oportunidad de echarse a perder.

La miel también es, naturalmente, muy ácida.

“Tiene un pH que se sitúa entre 3 y 4,5, aproximadamente, y el ácido mata casi cualquier cosa que quiere crecer allí”, explica Harris.

Así que las bacterias deben mirar a otra parte para crear un hogar con una esperanza de vida en el interior de la miel demasiado baja.

Pero la miel no es la única fuente de alimento higroscópico que hay.

La melaza, por ejemplo, que viene del subproducto de la caña de azúcar, es muy higroscópico y es ácida, aunque más que la miel (la melaza tiene un pH de alrededor de 5,5).

Sin embargo, aunque puede durar mucho tiempo, como el producto de caña de azúcar tiene una vida útil más larga que los productos frescos, con el tiempo la melaza se echa a perder.

Así que ¿por qué un azúcar generar una duración menos longeva, mientras que otra tiene una duración indefinida?, aquí entran en juego las abejas.

¿Son las abejas mágicas?.

“Las abejas son mágicas”, dice Harris. Pero sin duda hay una alquimia especial que se dedica a la miel.

El Néctar, el primer material recolectado por las abejas para hacer miel, es, naturalmente, muy alto en cualquier lugar de agua entre un 60 y un 80 por ciento, en estimación de Harris.

Pero a través del proceso de elaboración de la miel, las abejas juegan un papel importante en la eliminación de gran parte de esta humedad batiendo sus alas para secar literalmente el néctar.

Además de esta conducta, la composición química de un estómago de una abeja también juega un papel importante en la resistencia de la miel ecológica.

Las abejas tienen una enzima en el estómago llamada glucosa oxidasa.

Cuando las abejas regurgitan el néctar de sus bocas en los panales para hacer la miel, esta enzima se mezcla con el néctar, dividiéndola en dos subproductos:

  • El ácido glucónico y
  • El peróxido de hidrógeno.

Entonces, Harris explica: “el peróxido de hidrógeno es lo que va a hacer que evite las bacterias que podrían crecer en la miel.”

Debido a que es tan espesa, rechaza cualquier tipo de crecimiento y contiene peróxido de hidrógeno, que crea la barrera perfecta contra la infección de las heridas.

Además, el primer uso registrado de la miel para propósitos medicinales proviene de tablillas de arcilla sumerias.

Estas tablillas indican que se utilizaba la miel en un 30 por ciento de las recetas.

La miel ecológica para usos medicinales.

Por todas estas razones expuestas anteriormente, la miel se ha utilizado durante siglos como un remedio medicinal.

Los antiguos egipcios usaban miel medicinal regularmente, haciendo ungüentos para tratar enfermedades de la piel y de los ojos.

“La miel se utiliza para cubrir una herida o una quemadura o una quemadura, o algo así, porque nada malo podría crecer cuando se aplicaba la miel sobre la herida – así que era un vendaje natural”, explica Harris.

Un antiguo remedio natural es aplicar miel en las heridas. ¿Por qué?.

Pues por que la miel saca el agua de la herida.

Es decir, a más humedad más infección, y la miel reduce la humedad de la herida, de esta forma evita que se pueda infectar la herida.

La cantidad de peróxido de hidrógeno se desprende de la miel.

Essa cantidad es exactamente lo que necesitamos.

Es tan pequeña esa cantidad y tan diminuta que en realidad promueve la curación.

Tienda Online Ecológica Natural Dublanc

 

Mostrar Más

Articulos Relacionados

Close